La pasión no debería ser confundida con la codicia. La equivocación de muchas empresas, especialmente en sus objetivos comerciales, es poner codicia donde deberían poner pasión.

Jordi Bernal Empresa